1 ago. 2013

Cronica IM de Zurich


Zurich no es ni la más rápida, ni la más exótica ni la mejor organizada de las carreras Ironman, pero si que después de llevar 17 ediciones se ha convertido en una de las míticas. Llegue el Sábado a primera hora, los días previos me agobian y si todo hubiera salido bien me hubiera sobrado tiempo, demasiado rato dando vueltas por la expo y bajo el sol que picaba. Hasta las 14:30 no llegue al hotel, cocinar comer y intentar dormir 40 minutos para luego volver a ir 2horas más en una interminable cola para dejar las cosas en boxes. Por la noche duermo mal, hace mucho calor y me cuesta coger el sueño… Por la mañana llegada a boxes y descubro que he perdido el garmin de la bici, nervios carreras arriba, carreras abajo y por fin lo encuentro en objetos perdidos! Que bien y que rabia, seguro que aquí ya he perdido toda la suerte que me tocaba hoy.
 

 

 
Voy hacia la salida y me sitúo en la playa de más a la izquierda, no hay mucha gente, veo la línea recta hasta la 1era boya y parece que nadaré tranquilo, en 17 años de carrera era el primer año que se nadaba sin neopreno, algo que realmente me beneficiaba dada mi buena natación para sacar tiempo a mis rivales. Dan la salida y 2500 triatletas empezamos a nadar, parece mentira pero mi buena colocación me permite nadar bien y sin recibir ni un solo golpe! Esplendido, a los 400m veo como me adelanta un chico y me pongo a sus pies, nado muy tranquilo solo apretando de vez en cuando para que no se me escape, hago la primera vuelta bien, la segunda sigue la misma tónica intentando esquivar a los nadadores más rezagados que vamos doblando.
 

Salgo del agua en 57 y pico, más o menos como esperaba, hago una transición con calma, poniéndome todo bien, cojo la bici, salgo de boxes empiezo a pedalear y en el primer bache se me baja el sillin!!!!! No me lo creo no puedo tener tan mala suerte, doy la vuelta vuelvo a atrás y veo la moto de asistencia justo allí parada, les pido ayuda apretamos el sillin pero no se sujeta, hace un invento con cinta aislante y por fin parece que más o menos esta apañado, poco a poco se me iría bajando durante la carrera peor por suerte aguantó bastante bien! Empiezo de nuevo a pedalear con 4 minutos perdidos, pensando que no es mi día, que me olvide de objetivos y lo haga lo mejor que pueda, poco a poco voy cogiendo ritmo y me encuentro bien, un primer tramo rodando fuerte y rápido, atrapando a gente, en las subidas rodando bien y con facilidad, llego al km 84, donde subimos el Hearbreak Hill con todo el publico animando, me encuentro muy bien, disfruto y veo a la familia.
 
 
Empiezo la segunda vuelta con energía renovada, realmente las piernas van muy bien y decido subir la intensidad, no tardo en ir adelantando mucha gente que se ha pasado de rosca, el calor empieza a ser ya extremo y van cayendo como moscas, recupero muchas posiciones, recuerdo las palabras de Xavi quien siempre dice que hay que ser positivo, me encuentro bien y me empiezo a crecer, cada vez me motivo más y vuelvo a ver que Hawaii es posible. Bajo entre los 30 primeros sin ninguna referencia, en la T2 me cambio rápido, allí adelanto ya a 2 de mi categoría que después de vaciarse en la bici, se les ve con mala cara, les sonrío y cojo mi ritmo, empiezo bien comodo a 4:10 aprox, pero no tardo en darme cuenta del panorama, hace un calor bestial así que decido bajar el ritmo, hay que sobrevivir, veo a muchos que van cayendo como moscas, me cruzo con quien iba segundo clasificado de la general, va roto y andando! Son las 14h del mediodía y el sol aprieta con fuerza, me centro en beber y mojarme bien para refrescarme, utilizo los manguitos con icefil para un extra de frescor, pero parece que nada alivia el infierno, cada vez las piernas duelen más y cada vez me cuesta mas correr, el cuerpo no puede y cada km es un suplicio.
 
 
En los puntos de giro cuando nos cruzamos intento controlar a los de mi grupo de edad que vienen por detrás o van por delante, se que voy en plazas de Hawai pero por detrás corren fuertes, o eso parece, alguno me adelanta, no puedo hacer nada, mi cuerpo no da para más pero a medida que pasan los km’s pagan el sobre esfuerzo y les vuelvo a adelantar, es complicado en las últimas vueltas tener referencias, hay tanta gente en el circuito que cuesta visualizar quien viene a por mi,pero afronto los últimos km’s con algo de margen respecto a mis perseguidores. Parece que lo tengo a tocar pero en el km 37 una rampa en el isquio me obliga a pararme, intento estirar pero no se va, así que intento volver a trotar, me duele pero poco a poco parece que remite y puedo seguir, a falta de 2km se me enrampa el gemelo contrario y la planta del pie. Esto si que duele! Pero por lo que queda no paro, los 2 km’s más agónicos de mi vida, vacío, dolorido y con rampas hasta en las pestañas!! Por fin llego a meta! Veo a Isaac, a mi familia y beso a Sarah, me acerco al arco de meta sabiendo que me voy por segunda vez a Hawaii, me desaparecen todos los males 9h33! Me ponen la medalla y me caigo al suelo, no puedo más, las piernas ya no responden. Me quedo unos minutos allí mientras los médicos me espabilan, poco a poco voy volviendo a la tierra y voy a celebrarlo con la familia y amigos. 22 de la general y segundo en mi grupo de edad, lo que me da plaza directa para el campeonato del mundo en Hawaii. Reto cumplido!
 
 

 Una de las carreras más duras que recuerdo, cuando te planteas un reto ambicioso sabes que vas a sufrir y tienes que estar dispuesto a ello, en el IM de Zurich llegue a un limite de sufrimiento que no sabia que existía, realmente desde el km 15 de la carrera a pie estaba deseando retirarme, los últimos 27km’s fueron un calvario que solo pude pasar gracias al empuje de tanta gente que había detrás y apoyando, las ganas por intentar devolver todos los ánimos y la fuerza que he recibido este año hacían que me diera vergüenza retirarme y gracias a eso pude cumplir mi objetivo. Los días previos me encontraba bien, las sensaciones eran muy buenas y así lo demostraban los últimos test hechos, llegaba con confianza y con seguridad, deseando una carrera perfecta que no se dio, pero todo y no ir bien,  supe adaptarme a las situaciones de carrera y creo que conseguí superar mi mejor resultado en ironman.
 
 
Como siempre agradecer todo el apoyo de familiares y amigos y compañeros de equipo. También una mención muy especial a Omegafort, del grupo Ferrer por la gran temporada de la que estoy disfrutando gracias a su apoyo. Y como no a los proveedores del mejor material que me permite rendir al máximo. Zoot, K-swiss, Scott, Gu Energy, Fuel Belt, Craft y a 3ri.fitting, siempre están ahí y mi éxito es en gran parte suyo. Y como no a mi entrenador Xavi Llobet del que tanto voy aprendiendo. 


Ahora Road to Hawaii!

Aloha!!!

0 comentarios:

 
www.TONIPERIS.com © 2012 | Designed by Bubble Shooter, in collaboration with Reseller Hosting , Forum Jual Beli and Business Solutions